a. Ideas generales

Nuestro partido se define como Partido Humanista Internacional, porque el proceso va fundamentalmente hacia la mundialización, más allá de la etapa intermedia de regionalización. Este partido internacional debe tener una estrategia mundial, plasmada en objetivos, planificaciones, campañas y posicionamientos, a escala internacional. En ese sentido los partidos nacionales, dentro de su amplio grado de autonomía para desenvolverse en cada país, serán parte de una Federación Internacional de Partidos Humanistas, participando en las planificaciones y acciones conjuntas.

Se asegurará la participación de todos los miembros del partido en la toma de decisiones, mediante la práctica de la democracia directa en todos los niveles.

Los frentes de acción orientados hacia conflictos sociales, que trabajen insertos en la orgánica del partido, contribuirán a su crecimiento. En tal sentido, será fundamental contar con una organización dinámica, abierta, participativa y motivadora, que facilite la inclusión de mucha gente, sobre todo de los jóvenes, las mujeres, los cuadros técnicos y los líderes sociales, en el marco de un proyecto político de alto nivel.

El sostenimiento económico de las actividades conjuntas debe surgir del aporte de sus miembros.

El núcleo organizativo básico del organismo serán los Equipos de Base que operen en un determinado barrio, municipio, centro educacional o ámbito laboral. Es a partir de esa base que el partido puede organizarse y desarrollarse.

El Partido Humanista se organizará en todo nivel de acuerdo a estos criterios, con la correspondiente adecuación a las normas legales de cada país.

Get Adobe Flash player